Mi mejor verano off-line. ¿Y ahora qué?

Mi mejor verano off-line. ¿Y ahora qué? 12 Septiembre, 2014Deja un comentario
relax

¿Qué tal fresas? ¿Pensabais que me había olvidado de vosotras? Pues no, para nada. Después de un curso intenso y agotador, necesitaba un verano off-line para recuperarme, alejada de todo lo que tuviera que ver con colegios, blogs, y tecnologías varias. Y es que la última semana de curso me pasó algo que hizo que me diera cuenta de que mi vida tenía que cambiar. ¡¡¡Pero ya!!!

Las dos últimas semanas de clase fueron la gota que colmó el vaso a una locura de curso. A la vez, tenía que preparar la fiesta de fin de curso, ayudar en la graduación de los niños de infantil, preparar regalos y sorpresas para las profes de infantil… todo esto, sumado a los ensayos a mayores que Vera tenía que hacer de ballet debido a la proximidad de la función de fin de curso. Y para más inri, con mi marido de viaje. Menos mal que tengo a mi suegra cerca, si no…. no hubiese podido con todo.

El caso es que entre tanta actividad, uno de esos días tuve que ir al otorrino con Joaquín. El otorrino, después de realizar diversas pruebas, me comunicó que debía operarlo de vegetaciones. Nada importante. Pero cuando volvimos a Onda, ya era la hora de recoger a Vera en el cole, así que dejé a Joaquín con mi suegra y me fui hacia el colegio. Llegando al colegio recibo la llamada de mi suegra, diciendo que a Joaquín se le estaba hinchado un lado de la cara y que le estaban saliendo erupciones por todo el rostro. No sé si os he comentado alguna vez que Joaquín es alérgico a mil cosas. A mí me entró un pánico repentino, porque como muchos niños alérgicos, Joaquín debe llevar consigo una jeringuilla de adrenalina por si tuviera una anafilaxia.

Empecé a pensar… ¿Qué ha pasado? ¿Qué ha comido? De repente, me di cuenta: ha tomado un zumo. Cuando salí de casa esta mañana abrí la nevera y cogí un zumo, pero ¿qué zumo? ¿Era de melocotón o de piña? Joaquín es superalérgico al melocotón. Yo creo que era de piña, pero… ¿y si con las prisas y el estrés de tener que pensar en mil cosas a la vez, me equivoqué y le di un zumo de melocotón?

Avisé a las mamás del cole y les dije que le comunicaran a la profe de Vera que tenía una urgencia y que me tenía que ir a casa. Dejé literalmente tirada a mi hija en el colegio y me fui volando a casa de mi suegra dispuesta a inyectarle a mi hijo la adrenalina. Cuando llegué, Joaquín estaba mucho mejor, no fue necesario que le inyectara nada. Pero sólo la duda de que yo pudiera haberle dado el zumo equivocado por culpa del estrés hizo que me derrumbara y me pusiera a llorar como una magdalena.

Mi suegra se fue al colegio a recoger a Vera que estaba con su profe y lloraba pensando que la habíamos abandonado. Y yo disgustadísima me fui a ver a Beatriz, la pediatra de Joaquín. La mejor pediatra del mundo. Yo seguía llorando, todavía no sabía si me había equivocado o no. Le dieron el tratamiento correspondiente, y nos fuimos a casa. Allí pude comprobar que el paquete de zumos era de piña. No me había equivocado, pero eso no importa, yo dudé todo el tiempo porque lo cogí con prisas y sin fijarme. Y eso una madre de alérgico no lo puede hacer. Debo estar alerta siempre.

Supongo que muchos pensaréis que estoy exagerando, pero para mí fue algo trágico. Y aunque sólo fue un susto, me di cuenta de que no quiero seguir así. No me malinterpretéis, no quiero dejar de ser mamá bloguera. En algún momento lo he pensado pero la verdad es que ser bloguera sólo me ha traído cosas buenas así que, no voy a dejarlo, simplemente me voy a organizar. Lo que sí va a cambiar es mi participación en el colegio, que se irá reduciendo hasta desaparecer por completo. Mi etapa de madre multitarea se ha acabado. Todo lo haré mucho más organizado. Todos los días a partir de las 21.00 horas apagaré el móvil y desconectaré de todo. Y cada periodo de vacaciones, navidades, verano, pascua, etc… volveré a ser una mamá 1.0, descansaré como es debido y dedicaré todo el tiempo a mis hijos, mi familia y mis amigos.

Ahora los niños han empezado el cole, así que el gusanillo de volver a las redes ha empezado también. Muchas veces pensamos que si nos alejamos de todo durante un tiempo, será nuestro final como blogueras, pero no es así. Al entrar en mi blog, comprobé que no sólo no habían bajado las visitas, sino que habían aumentado ligeramente.

Los artículos que ya has escrito se van posicionando y las visitas van llegando solas. Esa es mi experiencia, así que para las mamás blogueras que como yo, necesitéis tomaros vuestros descansos, os animo a hacerlo.

¿Y ahora qué? Pues ahora como todos los septiembres me voy a Cersaie (Bolonia) así que en mi próximo artículo, os hablaré de mi visita a esta gran feria. Veremos a ver qué novedades tenemos en decoración cerámica y baño infantil. ¿Os apetece?

Mil besos de retorno.

Angélica Álvarez (@MamadeFresa).