¿Qué tipo de suelos son los mejor adaptados para mis hijos?

¿Qué tipo de suelos son los mejor adaptados para mis hijos? 3 julio, 2015Deja un comentario
suelo para el bebe

He vivido la situación de cuando llega a nuestras vidas un niño pequeño: queremos que todo su entorno sea favorable para que crezca sano y pueda desarrollar en plenitud todas sus habilidades motoras y lo menos que queremos es que se lastime, no vemos el momento que empiece a andar, y después a correr, y después a saltar.

Hoy quiero tratar con vosotros un tema que puede suponer un verdadero quebradero de cabeza para muchos padres a la llegada de un niño o bien a la hora de reformar su casa. Muchas veces pensamos en el diseño interior de la casa, el color de la pintura, los muebles, pero solemos descuidar un elemento, sin embargo, muy importante: los suelos.

En efecto, solemos elegir los suelos por su acabado, su estilo, pensando en su confort, calidez para la vida de la familia, pero sobre todo para la vida de los adultos, la mayor parte del tiempo olvidando el impacto que pueda tener en nuestros hijos.

Si estáis pensando en reformar su casa, mi recomendación es la instalación de un suelo de linóleo en las estancias más utilizadas por el bebé, ya que está fabricado con materias primas renovables como aceite de lino, resina, madera o harina de corcho, que le dotan de unas propiedades bacteriostáticas naturales y nos proporcionan una gran resistencia al uso y una gran durabilidad. Además, es resistente a la suciedad y a los arañazos.

Tiene un grosor de tan solo 2 mm por lo que evitamos tener que hacer obras, rebajar puertas y tener grandes desniveles donde puedan tropezar los niños, y al crecer, si buscamos dar un cambio de imagen a la zona se puede instalar sobre él una tarima flotante sin necesidad de arrancarlo.

También existen suelos vinílicos con base espumada que amortiguan las caídas de nuestros hijos, sobre todo en esas edades en las empiezan a andar y correr que la coordinación y psicomotricidad aún no están muy desarrolladas. Estos suelos suelen venderse en rollos y tienen un grosor de unos 3,5 mm y aportan todas las ventajas del suelo de linóleo.

Para el exterior, como puede ser un jardín o una terraza con columpios o juegos infantiles, y ya que las caídas son inevitables, también existe una buena solución se puede instalar unas losetas de caucho reciclado de 2/4/6 cm que habréis visto en las zonas infantiles de muchos centros comerciales para evitar que se lastimen al caerse de los juegos, son de muy fácil instalación ya que van como un puzle y podemos instalarlos nosotros mismos.

Si tenéis la curiosidad de entrar en datos más técnicos sobre las características de cada uno de los tipos de revestimientos de suelos adaptados para niños os recomiendo un artículo que he publicado recientemente en mi blog en el cual presentaba cuales son los tipos de revestimientos más adecuados para guarderías infantiles.