Cuidados para bebés y niños pequeños en los viajes al extrajero

Cuidados para bebés y niños pequeños en los viajes al extrajero 18 Febrero, 20141 Comentario

Esta preocupación suele verse incrementada si el destino elegido se encuentra fuera del país donde se reside.

Esta pequeña aventura requiere de una buena organización y a continuación os facilito algunos consejos de cuidado infantil dirigidos especialmente para familias con bebés y niños pequeños que viajen al extranjero:

Antes del viaje:

  1. IMG_8782Elección del billete:
    Conviene evitar reservar trayectos de viaje con horarios intempestivos (de madrugada o muy de noche) ya que es un cambio en la rutina del bebé o niño pequeño y ellos lo sufren. Evidentemente esto depende también de cada niño ya que hay niños que se adaptan bien a este tipo de cambios y nada mejor que los padres o cuidadores para valorar lo que es adecuado para vuestro viaje.
  2. Equipaje:
    Con los últimos cambios en la forma de facturación de equipaje de las aerolíneas, en muchas ocasiones nos obligan a pagar por llevar un exceso de equipaje superior al permitido. Mi consejo en este asunto, si no se quiere pagar extra de equipaje, es el de priorizar al máximo lo que se mete en la maleta.
    Está claro que un adulto puede prescindir de muchas cosas, pero a un bebé o un niño pequeño no le conviene prescindir de las cosas que le pueden servir en un viaje y de esta manera evitaremos así correr riesgos innecesarios. No prescindas de las cosas que no son totalmente necesarias para el pequeño, pero que le pueden venir bien, prescinde de las cosas que no son totalmente necesarias para ti. Un adulto puede pasar frío o calor, pero el bebé o niño pequeño no.
  3. Cambios de horarios:
    Si tu destino de viaje tiene un pronunciado cambio de horario respecto al tuyo, puedes ir acostumbrando al niño pequeño a dormirse antes o después de la habitual según sea el caso. Esta adaptación tiene que comenzar al menos un mes antes del viaje y haciéndolo poco a poco con el objetivo de ganar algunas horas de adaptación en destino. No conviene comenzar esta adaptación a los pocos días antes del viaje, ya que se conseguirá el efecto contrario: que llegue más cansado de lo habitual.

.

Aeropuertos y aviones:

  1. Entretenimiento:
    Hay aeropuertos que disponen en sus instalaciones de guarderías para niños, en general éstas son poco utilizadas en la mayoría de los casos por desconocimiento de los viajeros. Estas guarderías disponen de juegos, entretenimiento, cocina, microondas, tronas, cambiadores, cunas… es una opción ideal para niños pequeños en las largas esperas en el aeropuerto.
    Lleva siempre en el equipaje de mano entretención para tus niños dentro del avión, hay compañías que colaboran con algo, pero no todas.
  2. Ropa:
    En el interior de los aviones en ocasiones hace mucho frío por el elevado aire acondicionado. Ten esto en cuenta sobre todo si viajas con un bebé y no te olvides de subirle al avión su saquito de dormir.
  3. Comidas:
    Antes del vuelo conviene organizar cómo y dónde van a ser las comidas de vuestro pequeño. Para aquellos pequeños que todavía no coman como adultos, si la hora de la comida coincide con la del vuelo, conviene informarse con la compañía previamente de si calientan comidas de bebés a bordo, ya que no todas las compañías aéreas lo hacen. Una de las opciones a esto es llevar la comida en un termo o calentar previamente la comida antes de subir al avión, en alguna cafetería o en la guardería del aeropuerto si hubiera.
    Existen algunas aerolíneas sobre todo en largo recorrido que disponen de pañales, potitos, toallitas y otras cosas básicas de bebé dentro de los aviones en caso de surgir una necesidad.
    Para los niños mayores de 2 años que ya pagan y ocupan asiento, recordad  solicitar el menú infantil.

.

En destino:

  1. IMG_8014Transportes:
    Dependiendo de las diferentes formas que existan en el país  de destino para desplazarse, si la distancia es muy larga lo mejor es utilizar el avión o un tren nocturno con cama. Si se quiere hacer una distancia larga en coche de alquiler o en autobús, lo mejor es hacerlo por tramos de 200 o 300kms para no agotar a los pequeños.
  2. Ritmo de viaje y sueño
    Adapta tu viaje al rimo de tu bebé o niño pequeño. Que el niño descanse bien es fundamental para que esté de buen humor y que todos disfrutéis del viaje. Habrá días en los que el niño esté más animado y podréis aprovechar para visitar más cosas, pero también habrá otros días en los que el niño se sienta más cansado y no podréis adelantar mucho. Pensad que lo importante es disfrutar juntos de ese viaje, pese a que quizá tengáis que dejar de visitar algo que estaba en vuestros planes.
    Planead siempre el viaje con alternativas para ellos como paradas en parques, días de playa o zonas rurales de aire libre, para que el niño también disfrute de ese viaje.
  3. Alimentación:
    En cuanto a la alimentación para niños que no comen como adultos, existen utensilios como los calienta biberones, termos o la baby cook que nos pueden ser de gran ayuda en un viaje. Para tener una idea más precisa de los alimentos que podemos encontrar en destino, una buena idea es buscar por internet  cuales son los supermercados más comunes del país donde viajamos. Por otro lado: las leches infantiles y los potitos son en la mayoría de los casos, universales… siempre corriendo el riesgo de que a nuestros pequeños no les guste el nuevo sabor.
  4. Utensilios del bebe:
    Depende del destino encontrareis que en los hoteles o hostels ofrecen cunas y en los restaurantes tronas. En caso de no poder prescindir de ninguna de estas cosas, para aseguraros, podéis llevar cuna y trona de viaje.

.

Salud e higiene

  1. Seguros médicos:
    Para los países en los que no existe acuerdo con la seguridad social de nuestro país, es necesario llevar siempre un seguro médico de viaje contratado.
  2. Aguas:
    Salvo alguna excepción, es conveniente que los bebés y niños pequeños beban siempre agua embotellada. También es importante después de lavar los biberones, secar bien todas las gotitas del agua del grifo que se puedan quedar dentro, para así evitar problemillas de estómago.

.

Blog de viajes en familias de Lola Rodriguez. “Overseas”:

http://overseasfueradetusfronteras.blogspot.com.es/